Marcel Cabrera Pérez / Entrevista / by Sociedad Cimarrona

Sociedad Cimarrona entrevistó al joven escritor cubano-uruguayo Marcel Cabrera Pérez a quien tuvimos oportunidad de conocer el año pasado en Montevideo. Marcel tiene una capacidad crítica y analítica brillante , pero sobretodo convicciones proactivas de producción cultural tangible y socialmente responsable que suelen ser atípicas en jóvenes de su edad. Producciones literarias, musicales, visuales y varios proyectos de intervención social son solo algunos ejemplos de su vasta ejecución como creador. 

Aquí Marcel;

SC- ¿Cuáles son las diferencias primordiales con respecto a las dinámicas de producción cultural para un escritor cubano joven como tú viviendo en Cuba y ahora viviendo en Uruguay?
 
  En Cuba existen diversas instituciones como por ejemplo, la “Casa de las Américas”, la “Unión de escritores y artistas”,  y la “Asociación Hermanos Saíz” que les proporcionan un espacio a los creadores y a sus obras culturales, ahí se someten a concurso distintas obras de distintas disciplinas. En Uruguay el estado destina unos fondos a través del Mec,  que es el organismo de cultura y ahí se someten también a concurso para la obtención de los fondos, eso es en el caso de las producciones, pero también hay muchos espacios en ambos países como la “Casa de los escritores” que siempre aportan a la hora de hacer presentaciones, y a la elaboración de espacios culturales.
  El panorama literario cubano actual está caracterizado por una gran riqueza de diversidad temática y estilística.  El acceso de los escritores  a publicar sus obras especialmente los que comienzan, es algo difícil. El papel de las editoriales  deben ser más dinámicas y al ser  insuficiente las publicaciones  por las cuestiones económicas existentes en el país se ha ido mucho a la selección por  concurso donde entra a jugar muchos factores que a mi manera de ver, las posibilidades se vuelven más limitadas. Se está utilizando  ahora diferentes espacios digitales como forma alternativa para poder dar a conocer  obras, tanto para al público nacional como internacional. En Uruguay he podido  dar a conocer mi  obra literaria en este caso,  publicando 3 libros con la editorial Letraeñe  la cual desde los inicios me apoyó y trabaja con muy buena calidad. Del punto de vista musical, hice una selección de algunos de los textos que presentaban características especiales para musicalizarlos y así fue que salió el disco “Hago lo que digo” donde también participan grandes amigos y artistas comprometidos de más de 10 países. Junto al Proyecto Social Luces (proyectoluces.com), proyecto que dirijo aquí en Uruguay, he podido presentarlos en vivo en gran cantidad de lugares vulnerables, lugares que en muchas ocasiones son la musa madre del propio texto, que se musicalizó y luego se convirtió en un activista más, o como decimos dentro del proyecto, en una luciérnaga más. 

 

   
SC-
 Sectores de la izquierda en el continente hablan de Uruguay como la “utopia latinoamericana” a partir del mandato de Mujica, ¿Existe una utopia latinoamericana? ¿Cuáles son tus impresiones sobre Mujica?
 
   Mujica es una persona sin duda alguna que rompe esquemas en varios ámbitos, en lo filosófico, en lo político y también en un aspecto que son pocos los que logran alcanzarlo, que es el simple echo de tener una coherencia entre lo que dice y sus acciones, así como en su modesta forma de vivir a diferencia de otras personas que llegan al poder y se transforman en el antónimo de sus ideales.  Mujica con su forma de ser, le demostró al mundo que los gobernantes, deben vivir, como vive su pueblo, y eso es algo muy meritorio. El amor por la vida, y no por el consumo, la tolerancia por el diferente,  y el pensar en sociedades basadas en nuestras propias raíces, son algunas de las  nutritivas ideas que les aportó a este pequeño país.  Ahora, para llegar a recibir el título de "utopía latinoamericana" creo que todavía falta mucho por hacer, ya que para ser un país de tan poca población no deberían de existir ningún barrio en las condiciones del Marconi, de hecho creo que ningún país de nuestra región a alcanzado esa condición todavía, pero si estamos por buen rumbo,y muy distantes de años anteriores, la creación de la CELAC creo que se puede convertir o ayudarnos a acercarnos a esa utopía de sociedad más equitativa y multicolor.
  Nuestro continente presenta un gran obstáculo y es la dependencia, porque no tenemos trabas culturales, ni lingüísticas graves como otros continentes.  Latinoamérica en este momento es un cuerpo al que se le están empezando a conectar todos los órganos, uno a uno. Para que el cuerpo funcione bien y sea independiente de los autoproclamados “árbitros del mundo”, no puede faltar ninguno, porque  los cuerpos, siempre funcionaron como un todo. 

SC- ¿Cuál es tu posición con respecto a la situación politico-social en Cuba? que piensas de los procesos recientes en la relación con los Estados unidos?
 
En Cuba creo que gran parte de los problemas se derivan del sector económico, el Bloqueo, sumado a nuestros propios problemas internos, y a un modelo económico disfuncional, no nos han traído los resultados esperados,  ni la calidad de vida que se merece el pueblo cubano, por lo tanto, necesitamos  un cambio radical inmediato,  ya que como consecuencia hemos descendido en  logros alcanzados, y ese era el plan por parte del imperio, creo que debemos modificar nuestro sistema ,  porque el factor tiempo es determinante en este momento. No volver al capitalismo, pero si inyectar al sistema ideas frescas y originales, es importante escuchar a todos los cubanos estén donde estén, porque esa fue la sociedad que soñó Martí, “Con todos y para el bien de todos”. Hay muchos principios que aun no se han degradado totalmente, es nuestro deber rescatarlos y sin dormirnos en los futuros alcances que se puedan conquistar, seguir transformando constantemente lo que se deba de transformar, con mucha precaución, pero sin miedo.  En lo social y político producto de  la complejidad del mundo globalizado se nos hace cada día más necesario seguir desarrollando la cultura de la libre expresión,  y el libre flujo de la información, para poder elegir las mejores variantes de desarrollo. Hay que respetar los derechos humanos de la sociedad, donde la diversidad  tiene que ser, una de sus condiciones fundamentales,  así como  inculcar políticas más flexibles que conlleven a un mayor bienestar y desarrollo para los cubanos. Sin estas condiciones el progreso armónico de la sociedad es prácticamente  imposible.  
   Con respecto al acercamiento actual a los Estados Unidos, me parece un hecho histórico que no solo va a incidir en ambos países, sino en todo el mundo, porque es un pasaje automático a la tolerancia, al respeto y al diálogo. Bajo estos mismos principios, esferas como el turismo, la salud, el deporte, la cultura, el desarrollo científico-técnico y la economía en general se podrán ver  mejoradas. Mientras Cuba dialogue en igualdad de condiciones, y Cuba siga siendo de todos los cubanos, pues cualquier acercamiento entre los pueblos es muy enriquecedor

SC- ¿Cuál es la responsabilidad detrás de tu ejercicio poético?
 
Mi responsabilidad mayor es demostrar con acciones, cada una de las palabras que escribo, y eso es lo que hacemos diariamente con el Proyecto Social Luces, ser activistas de lo que creamos. Siempre voy en busca de ese pensamiento descolonizado, porque a veces sacamos a los colonizadores, pero el virus queda instaurado. Dentro de mi poesía todo lo que me rodea forma parte del crisol, pero sobre todo es una poesía que tiene como cimiento las causas sociales, siempre estoy en busca de creaciones rupturísticas desde el punto de vista lírico y oral. Transmitir un mensaje con la mayor fuerza posible, así como mostrar un compromiso y apoyo a los mas abyectos del planeta, esa mi prioridad. Darle al oprimido una herramienta para su empoderamiento, es algo de un valor incalculable.
 
SC-¿Dentro de tu contexto, Cuáles son los alcances y la relevancia del rap y la poesia en términos de organización comunitaria, pedagogías críticas, transgresión política, etc?
 
En Latinoamérica el rap a mi criterio todavía no tiene la fuerza que tienen otros géneros musicales, como el reggeatón, la música tropical, y géneros de carácter bailables y esto se debe a la gran disociación y enajenación que sufren los jóvenes a travez de los grandes medios y redes de entretenimiento que nos quieren hacer cada vez mas acéfalos, por ende van a optar por escuchar una música que no tenga mucho contenido y fibras emancipatorias. Ahora si dentro del rap sometemos a sus intérpretes a un filtro de compromiso, y descartamos a los raperos que hacen mímica pandilleril, a los raperos que son esclavos del consumo, si descartamos a los que hacen un rap autopromocional  y redundante, donde hablan constantemente acerca de "lo principal en el rap" nos quedan muy pocas piedras filosofales, pedagógicas y transgresoras, que al final de cuenta es el arte que permanece, puede durar más en llegar a los oídos, pero el arte entre mas transgresor sea y mas rompa los esquemas y normas establecidas, perdura más en el tiempo una vez que llega. Con respecto a la poesía muchos dicen que está desapareciendo, ya que cada vez más se consumen novelas entretenidas y muy poca poesía escrita, yo más bien creo que esta mudándose de formato, y funcionándose con otras manifestaciones, como por ejemplo las visuales y las musicales, el Spoken Word, la palabra hablada o la oralidad poética como prefiero llamarla yo, hoy en día juega un papel fundamental para la poesía.
 
 
SC- ¿A que sabe la diasporizacion del arroz congri?
 
En sentido general el ejercicio de vivir en otro país ya es un gran aprendizaje y experiencia, más si tiene un sistema distinto como en mi caso, Uruguay fue un telescopio para mi, pude ver cosas malas, y buenas de mi país de origen, cosas que antes no le prestaba importancia cuando vivía en Cuba, actualmente son parte inseparable de mi, también te permite percatarte de las coincidencias, yo siempre digo que la rambla de Montevideo es la novia del malecón habanero. Luego al regresar a tu patria se crea una desemigración porque ya el país que vez no va a ser el mismo que viste por última vez, por eso es muy constructiva la mirada de los propios nativos desde afuera de su frontera, vienen con otra visión y hay que aprovecharla. Toda la maquinaria propagandística que se movió en el mundo para la creación del imaginario de nación, en el tiempo de las guerras mundiales, es algo que afectó mucho hasta nuestros días a la humanidad como especie. Si la humanidad llegó hasta donde llegó  es porque se movió en colectivo, la separación, el odio entre las naciones, el racismo, y los antiemigrantes como Donald Trump son futuros holocaustos en distintos embriones y envases. Como se entiende que hoy en día se quieran desplazar a muchas familias de mexicanos luego de que se robaron la mitad de México en las guerras expansionistas, eso pasa cuando hay soberbia producto del exceso de poder. El poder es el causante de la separaciones entre nuestra especie. Las mismas redes sociales cuando se convierte en una fuente de ego, nos hacen sus esclavos y terminan por apropiarse de nuestro mundo real para instalarnos el virtual y espiarnos. Las fronteras, las guerras en todas sus expresiones y la marginación de razas y naciones son producto de una lucha caníbal por el poder. El día que controlemos al poder, y el poder, no nos controle a nosotros, podremos controlar esa dosis de egoísmo que la naturaleza nos proporcionó, para sobrevivir en nuestra línea evolutiva.

LINKS:
iTunes
Bandcamp 
Facebook
YouTube
Libros
Web