Poetry

Poesía de Nos, Global South Vernacular (English and Spanish) by Sociedad Cimarrona

Poesía de Nos, Global South vernacular.

by Bocafloja

Recently, I heard a poet discuss his obsession with poetry as a hierophany. All jokes aside, what a regressive form of whiteness! I felt quite embarrassed for him and, despite the possibility of being cursed by Greek deities, I had no other choice but to smile and keep it moving in the name of dignity. 

Cultural and epistemic hegemonies designed and instituted classic notions of poetry in ways that any system of knowledge that is not centering white culture goes through an irremediable process of peripheralization.

In the age of liberalism, shit is no different. Racialized poets that center their body of work on Diasporic narratives and identity while praising the Obama administration are just irresponsible, embodying a level of political naiveté close to absurdity since they choose to ignore the historical and political experiences inherent to their own bodies in regards oppression, abuse, and genocide perpetuated by the aforementioned politician and his collaborators.

Representation and visibility can become a "systemic concession" when power remains in the hands of the same administrators of wealth, just another pacifier that adds up in favor of internal colonialism.

I just can’t listen to any more criticism on Trump from poets that are not willing to question capitalism as a systemic structure that has been profiting on the social death of Black and Brown people across the globe for centuries.

That being said, and with the excuse of April being “National Poetry Month”, i wrote this piece in the spirit of sharing other voices, other discourses, other vernacular experiences;     

Western constructions of women liberation and empowerment are often practically obsessed with the act of uncovering the body as the only road to emancipation, automatically categorizing as oppressive any other form political practice. When i hear Pussy Riot defined as some sort of vanguard when it comes to political activism, I have no choice but going back to some of the global south’s basic political premises; to provoke does not necessarily means to transgress, specially when the body is white.

Brown bodies proudly wearing a Hijab in white spaces as an affirmative act that states freedom of choice and liberation clearly shake hegemonies in ways they can’t digest easily.

 Samira Saleh.

Samira Saleh.

Samira Saleh is an outspoken Muslim poet of Egyptian and Moroccan descent based in Belgium. Samirah has a powerful stage presence and her poetic delivery is flawless. “Can we please stop telling girls they can’t eat” remind us that switching the colonial lenses that for years have defined beauty and aesthetics in such toxic ways is not an option but a historical obligation that we need to pursue. 

  

Amanda Alcantara’s wordplay is a full circle. It doesn’t ask for permission. She navigates language brilliantly by merging complex discursivity within Black and Brown vernacular in ways that clearly amplify the potential of a performative act. 

Amanda has all the tools to theorize about Black feminism while twerking to trap music unapologetically.

Nunca seré fina is a powerful narrative in first person. In times where the liberal agenda is all about co-opting and neutralizing anything diasporic, Amanda is a very necessary voice that reminds us that identity politics was originally rooted in a profound anti-capitalist sense and internationalism.

 

La poesía de Nos.

---------

(Español)

Recientemente escuché a un poeta discutir sobre su cuasi obsesión con el acto poético como hierofanía. Dejando las bromas a un lado, que clase de blanquitud! Me dio un poco de vergüenza ajena y a pesar de la probable maldición impuesta por las deidades Griegas en mi contra, no tuve mas opción que sonreír y seguir mi camino en el nombre de la dignidad.

Las hegemonías culturales y su epistemología se han encargado de instituir las nociones “clásicas” de la poesía de una manera en la que cualquier sistema de conocimiento que no centra a la cultura blanca esta destinado a un irremediable proceso de periferización.

En la era de las democracias liberales, esta mierda no es distinta.

Todo poeta racializado que centra su trabajo en discusiones sobre identidad y narrativas de la Diáspora que al mismo tiempo rinde alabanza a la figura de Barack Obama y su administración, es sencillamente irresponsable, con un nivel severo de ingenuidad política que raya en lo absurdo dado que ignora las experiencias histórico-políticas inherentes a su propio cuerpo en relación con los procesos de opresión, abuso y genocidio perpetuado por el antes mencionado político y sus colaboradores. 

Representación y visibilidad pueden convertirse en una especie de "concesión sistémica”cuando el poder y los recursos siguen estando en manos de los mismos “administradores”, convirtiéndose en un ejercicio de pacificación que fortalece y suma a favor del colonialismo interno.

Sencillamente me rehuso a escuchar mas críticas sobre Trump viniendo de poetas que se niegan a cuestionar al capitalismo como un problema estructural que se ha alimentado de la muerte social de los cuerpos racializados alrededor del mundo por cientos de años.

Habiendo dicho esto y aprovechando la excusa del mes de Abril como el “Mes nacional de la poesía” en los Estados Unidos, escribí esta pieza breve con la intención de compartir otras voces, discursos y  tradiciones vernáculas. 

Las construcciones occidentales referentes a la liberación y empoderamiento de la mujer manifiestan una constante fijación con respecto al acto de descubrir el cuerpo como el único camino legítimo a la emancipación, automáticamente categorizando como “opresivo” cualquier otra practica política referente a la vestimenta. 

Cuando escuché a Pussy Riot ser definido como una especie de vanguardia dentro del activismo político, no tuve opción mas que remontarme a ciertas premisas básicas de la militancia en los “sures” globales; provocar no es necesariamente transgredir, en especial cuando el cuerpo es blanco.

Cuerpos prietos portando orgullosamente un Hijab en espacios blancos como un acto afirmativo que apela a la libertad de elección y a la liberación de la mujer, claramente sacuden a las hegemonías de una manera que les dificulta la digestión.

Samira Saleh es una poeta musulmana de ascendencia Egipcia y Marroquí residente en Bélgica. Samira tiene una poderosa presencia escénica y su ejecución poética es impecable. Can we please stop telling girls they can’t eat / Podemos por favor dejar de decirle a las jóvenes que no pueden comer nos recuerda que el cambiar los lentes coloniales y normalizados de apreciación estética y belleza que por años han contaminado nuestra psique, mas que una opción es una obligación historica que debemos perseguir. 

El juego de palabras de Amanda Alcantara es un círculo completo. No pide permiso.

Navega sobre el lenguaje de forma brillante fusionando cierta complejidad discursiva con tradiciones vernáculas diásporicas, coloquialismos de la experiencia Negra que le permiten amplificar el potencial de su acto performativo. 

Amanda tiene las herramientas para teorizar sobre feminismo Negro al tiempo que practica twerking a ritmo de Trap sin pedir disculpas. 

Nunca seré fina es un sólido ejercicio de narrativa en primera persona. En tiempos donde la agenda liberal esta mas activa que nunca en términos de la co-optación y neutralización de cualquier manifestación asociada a la Diáspora, Amanda es una voz crucial para recordarnos que las políticas de identidad tienen su origen en un profundo sentir internacionalista y anti-capitalista.

Poesía de Nos.

De Pietri a SZA en un dia cualquiera. by Sociedad Cimarrona

Llámale al Reverendo Pedro Pietri, que FEMA inmunda no resuelve, insulta; apologias al genocidio.

Any given Sunday, cuando la linea de las plegarias se satura y nadie supo que carajo fue lo que pasó en Somalia. 

Ofelia a tres rounds con el tigre celta. Ofelia a tres rounds con un tigre celta en saldo blanco, como en el Cáucaso. 

8pm Phoenix warmth through silence. 

8am con SZA, concisa, balanceando la calidad de vida a través de la euforia.

Guarda el secreto y socializa.

Prohibida la metapoesía. 

Screen Shot 2017-10-17 at 2.31.45 PM.png

Mestizaje como proceso, Mesticidad como institución; Curiosidades coloniales. by Sociedad Cimarrona

La curiosidad mató  mi constante renuencia  a entretener los comentarios en las redes sociales.

“Sujeto X” apasionadamente defendía a través de un comentario en uno de mis videos una de las tesis mas absurdas que había leído en un rato. No me provocó rabia,  tampoco risa, fue algo mas cercano a la tristeza, una especie de dolor raro que no tiene compostura inmediata dada su genealogía. 

“Sujeto X” aseguraba que la música de Bocafloja "ya no servía de nada" porque estaba enfocada en “la esclavitud” y que en "México no había Negros”.

Cabe señalar que vivo perfectamente en paz con la idea de que cualquiera de los productos culturales que lleven mi nombre pueden o no gustarle al público, eso es un riesgo calculado que no me quita el sueño, pero lo que no cuadraba en esta ecuación ya nada tenia que ver con mi música sino con una discusión mas profunda y atrevida.

Querida colonialidad manifestándose tan beligerante como de costumbre, rindiendo pleitesía a la eficacia del blanqueamiento herencia del Porfiriato, venerando al nacionalismo criollo, al mestizaje como proceso y a la mesticidad como institución, generando un marco practico bajo el cual la blanquitud se impone como moneda de cambio identitario aspiracional al final del día.

No soy adepto a las estadísticas o al análisis en base a datos duros, pero de vez en cuando son necesarios; A “Sujeto X” desafortunadamente nadie le dijo que México durante el periodo colonial fue uno de los enclaves esclavistas mas importantes del continente, con población Negra que por ciertos periodos superaba y por mucho a la población blanca europea.

La SEP tampoco le dijo a “Sujeto X” que la población indígena de México también fue esclavizada o que la mexicanidad no es una entidad racial.

“Sujeto X” mucho menos fue informado de que un proceso de identificación racial no esta definido únicamente por la tonalidad del pigmento, sino por una serie de procesos culturales, políticos, históricos, espirituales, ideológicos, etc que son considerados para poder determinarse.

Mi cuerpo de trabajo es puntual respecto al análisis de las políticas raciales, dejando en claro que el racismo no es un problema cívico-conductual o un ejercicio problemático limitado a la discriminación. El racismo es un proceso estructural y sistémico que nos remite necesariamente a un imbalance histórico de poder.

Hace unos meses liberamos el documental Nana Dijo el cual aborda el tema desde una perspectiva sin precedentes al menos en el contexto de México, y mas allá del número de views que se generen en youtube, considero que es una herramienta de discusión importante que debe socializarse. Ojalá que “Sujeto X” nos regale 40 minutos de su tiempo y reajuste su óptica respecto al tema.

Compartimos también una entrevista que nos realizó MOV Magazine al respecto.  

La curiosidad resultó fructífera en este caso, al dar forma a esta especie de gaceta informal, pero bastante informativa que pretende contar el lado B del cuento que nunca nos contaron.

 Genesis Aquino / Still from Nana Dijo Documentary, ©Quilomboarte, 2016.

Genesis Aquino / Still from Nana Dijo Documentary, ©Quilomboarte, 2016.

Cotidianidades / Micropoetry + Photography by Sociedad Cimarrona

Todas las fotos by Bocafloja con su rifle nuevo de paquete. All words by Bocafloja con la cabeza parcialmente clara on any given sunday. Cotidianidades. A Darker shade of Brown.

 Agua / Brooklyn, NY. 2017 / ©Bocafloja 

Agua / Brooklyn, NY. 2017 / ©Bocafloja 

Islamabad transmigrante, el último grito de DUMBO, dem dumb mofo'z. (we) here, el agua es nuestra. 


 Bath politics. / Home, Bronx NY 2017 / ©Bocafloja

Bath politics. / Home, Bronx NY 2017 / ©Bocafloja

Suena La Mega a la distancia, zumbando resonancias diasporicas sin razonamiento implícito, el veterano iracundo del 3B, el portero-sargento, la vieja evangélica, el poeta periférico. Atorados en el mismo tráfico; el embotellamiento sistémico. Buscando el filtro para dar los buenos días.


 Ballet / Brooklyn, NY 2017 / ©Bocafloja

Ballet / Brooklyn, NY 2017 / ©Bocafloja

Sudor no como un producto del ejercicio, sino como una consecuencia del auto exorcismo. Ballet que no pide disculpas.


 Blue Gold / Brooklyn NY, 2017 / ©Bocafloja

Blue Gold / Brooklyn NY, 2017 / ©Bocafloja

Paulatina, recompone, surrounded by blue gold textures. The light is on point, in proximity.

Hood Profet / Justicia Poética by Sociedad Cimarrona

Mike O Davis, Hood Profet, rompe la estructura y hace justicia poética, Black & Brownness sin vacilaciones. 

Narrativa necesaria y urgente que deconstruye los imaginarios miopes plagados de anti-blackness en muchas premisas que circulan en comunidades chicanas de perfil culturalista, e igualmente trascendente y útil para abrir diálogos sobre la experiencia Negra en un contexto diaspórico, multidimensional, mucho mas allá de los limites trazados por los Estados Unidos como un epicentro subjetivo.

Spoken Word como producto de la epistemologia anti-colonial, con melanina, desde el cuerpo y re-dibujando el margen como un centro de otro poder.

Excelente!

 Foto extraída de @Mike_ODavis

Foto extraída de @Mike_ODavis

Notes to self / Paris is Burning by Sociedad Cimarrona

Oscar (Lopez Rivera) Libre!, conquista política producto del esfuerzo de miles!, please don’t come with that 'Obama es bondadoso' bullshit.

White liberalism esta montado en un furor sediento por el impeachment que los ha hecho movilizarse (de sillón a la recámara y de la recámara al sillón) en los pasados 100 días mucho mas que en los últimos 20 años, canonizando en automático a Baby Bush, alabando el Jazz de Billy, añorando el swag de Barak. Todos con sangre en las manos. Todos. Sin excepción.

Escúchalos decir; “Conspiración sediciosa”, en voz alta, terminologías del poder 1.0, cátedras impartidas por los ideólogos del poder.

i woke up with a sore throat, de tanto aguantarme los gritos.

Brother Malcolm, Brother Malcolm.

Quise arrullarme y desconectar como un ejercicio político en que la salud mental es prioritaria, ver algo y ver nada, pero la curaduría de Netflix estoy seguro que la hace un equipo conformado por Jorge Ramos, Oprah, Eugenio Derbez, Vargas Llosa y Charles Barkley, única explicación razonable dado el contenido miserable en su plataforma.

We have normalized paying rent to offensive cultural offer. (off), turn it off.

Create our own, aunque sea viendo(nos) al espejo por horas. Have sex. Masturbate, anti colonial goodies, Fall asleep. 

Music on.

Then, Paris is Burning. Sesiones de empoderamiento.

Voguing is Black and Brown, fuck Madonna. We are alive.

and so on.

Abecedario corporal del Colonialismo / Libro by Sociedad Cimarrona

Bienvenidos a los bordes de la República criolla, en donde el falso sentido de inclusión como estrategia política de sometimiento le hizo casi imposible al colonizado antagonizarse racialmente frente al mayoral.

Aquella nación mitológica en la que su población negra e indígena esta sujeta a criterios de validación basados en el eugenismo.

México, en donde el término “Afro” se inserta desapoderado y sumiso a las construcciones político-culturales de la mexicanidad y su mezquindad anti-negra / anti-indígena para dar paso a una nomenclatura inofensiva, de ornamento, servil a través del término  "afromexicano”. 

Allí van los antropólogos y etnógrafos temerosos de la negritud, aduladores de las fantasias coloniales de Aguirre Beltran, consumidores culturales del Son Jarocho como acto performativo en las conciliaciones de un multiculturalismo institucionalizado, de políticas públicas con presupuestos terciarios, en donde se subestima a Yanga al tiempo que se caricaturiza al cimarronaje.

Basta.

Fabian Villegas regresa con ABECEDARIO CORPORAL DEL COLONIALISMO, un nuevo proyecto literario a modo de ejercicio cartográfico en relación a procesos y experiencias coloniales en el Sur Global.

El primer video promocional es un fragmento del cuento “Museos de Historia Natural”, el cual no vacila en señalar desde la cosificación tangible del cuerpo de la mujer Negra, hasta las proyecciones voyeuristas que residen en los imaginarios de la blanquitud con respecto a la experiencia Negra y los procesos coloniales en México.

El proyecto abre espacio a una urgente conversación que parte desde una plataforma de análisis y agenda política no alineada a las iniciativas de mera “visibilización” que abundan en las cuotas del partidismo o de las ONG's en México.

Pendientes a la fecha de salida.

James Baldwin / I am not your Negro by Sociedad Cimarrona

La figura y peso de James Baldwin sobrepasa cualquier intento por reinterpretarlo. Tan difícil se torna acertar en un documental sobre su trabajo, como fallar, dada la riqueza desmedida de su producción de conocimiento.

I am not your Negro es un documental estructurado en base a las notas de un proyecto inconcluso; Remember this House, el cual responde al análisis crítico de un momento histórico clave posterior a tres magnicidios de origen sistémico; Malcolm X , Martin Luther King y Medgar Evers.

Raoul Peck dirige y aunque en términos meramente estéticos y de lenguaje visual este proyecto bien podría definirse como bastante conservador y “clásico”, la selección narrativa es brillante, eficaz y frontal.

I am not your Negro es Baldwin como solo Baldwin sabe hacerlo,  habla de frente a la asimilación, exhibe las formas operativas del terrorismo sistémico, cuestiona puntualmente desde una posición de afecto las complejidades implícitas en la militancia Negra del momento y ridiculiza de forma sublime a los intelectuales de la blanquitud con una sonrisa a medias.

Indispensable.

"To be a Negro in this country and to be relatively conscious is to be in a rage almost all the time." James Baldwin