Zoé Samudzi escribe sobre Políticas del cuerpo, feminismo y Amber Rose. by Sociedad Cimarrona

El feminismo blanco no sabe que hacer con Amber Rose

Por Zoé Samudzi

(Articulo publicado originalmente via Blackyouthproject.com)

Desde el comienzo del 2017, y de forma mas notoria a partir de la Marcha de las Mujeres (E.U.A), hemos visto la utilización simbólica de la vagina como un tótem del movimiento feminista mainstream.

Inspirado en un movimiento de resistencia frente al endoso de la violencia sexual por parte del Presidente Trump a través de su comentario grabado en el que este menciona “grab them by the pussy”, las representaciones simbólicas van desde versiones caricaturizadas de úteros a slogans como “This pussy grabs back”, convirtiéndose un reclamo del poder de nuestro sistema reproductivo y cuerpos en general.

Sin embargo, estas políticas del cuerpo están orientadas alrededor de una comprensión exclusivista de la condición de mujer.

Primeramente hay una relación obvia bajo la cual úteros, vaginas y la capacidad de procreación son elementos utilizados para definir nuestra feminidad. Por un lado, nadie excluiría a mujeres cisgénero por haber removido sus úteros u ovarios o por no dar a luz, mientras que mujeres transgénero son constantemente excluidas y objeto de transmisoginia por parte de feminismos cis-céntricos y sociedad cisgénero en general.

Comunidades de gente no conforme a las construcciones binarias de género quedan también excluidas de este entendimiento, hecho que responde en gran medida a la influencia de la Segunda Ola del Feminismo en la que muchos elementos centran al pene como el enemigo, como en la afamada cita de Andrea Dworkin que aparece en su libro Intercourse de 1987 en el cual expresa: “Violation is synonym for intercourse” / "Violación es sinónimo de coito”, afirmando que el sexo heterosexual apela a la violación.

Debido al proceso asociativo entre violencias de género y el pene que algunos hombres poseen, los hombres transgénero con vagina son claramente mas aceptados en muchos espacios de feminismo radical en relación a mujeres transgénero, como puede ejemplificarse mediante el caso del ahora extinto Michigan Womyn Music Festival  y su política de admisión transmisógina. 

Aunado al asqueroso esencialismo biológico, la propia estética de la vagina como un símbolo caricaturizado es problemática mas allá del ridículo de su condición sheer y rosa.

Históricamente, la representación de vaginas rosas ha estado asociada a nivel simbólico con la aparente pureza y pulcritud de la mujer blanca, mientras la representación de vaginas cafés con frecuencia se asocia a símbolos deleznables de impureza referentes a mujeres de complexión obscura, al grado de existir productos químicos de blanqueamiento de vagina que funcionan bajo la misma premisa que los populares productos para blanquear la piel en otras partes del cuerpo.

Las políticas del cuerpo en el marco del feminismo resultan ineficientes y particularmente poco interesantes mientras estas no reconozcan las jerarquías raciales y políticas racializadas de aceptación-deseo. 

Mujeres No-blancas socializan bajo los términos de una construcción en la que son menos apreciadas que las mujeres blancas e incluso en el contexto de mujeres de color existen jerarquías coloristas bajo las cuales las mujeres de piel mas obscura son consideradas menos atractivas y menos valiosas.

Aquí el caso de Amber Rose, quien basa su feminismo en las políticas del cuerpo y su experiencia como stripper. Su Festival Slutwalk afirma y promueve la libertad sexual y los espacios seguros para la mujer; Una celebración a la agencia de la mujer para vestirnos como nos plazca, para tener sexo consensuado cuando queramos, estando libres de estigmas y violencia en nuestra contra por las decisiones que tomamos.

De forma predecible, a nivel social generalizado Amber Rose ha sido criticada por ser madre y continuar posando desnuda o con ropa que revela partes de su cuerpo.

Por otro lado y de manera también predecible, ella ha sido criticada por parte de muchas feministas ya que su forma de afirmar el feminismo radica en el propio cuerpo y en el comportamiento sexual, como si las políticas de género que emergen de la participación directa en trabajo remunerado a través del sexo o el ocupar una forma de sexualidad cosificada fueran motivo de invalidación.

Recientemente, al promover la tercera edición de su Festival ella publicó una foto en la que aparece con un bikini top y una bata, pero con la parte inferior descubierta, revelando su vello púbico. 

Yo personalmente quedé gratamente sorprendida al saber que ella tenia vello púbico, considerando que se ha socializado la idea de que las mujeres debemos sentir avergonzadas de ello y removerlo por completo.

De nuevo, Amber Rose fue puesta en la “guillotina” de muchas feministas quienes no entienden el por que ella tiene que desnudarse en el nombre del “feminismo”.

Dada la fijación genital del feminismo mainstream acentuada desde el inicio del 2017, el nivel de hipocresía es confuso. Las mujeres debemos reclamar nuestros cuerpos y como feministas debemos apoyar la autonomía del cuerpo de la mujer, entonces, es Amber Rose una “mala feminista” por centrar su experiencia en el cuerpo y sexualidad?.

Estas políticas de respetabilidad misógina se encausan a la discusión de raza, considerando el hecho de que la mayor parte de sus críticas previenen de mujeres blancas, partiendo de premisas que no cuestionan la substancia de su feminismo sino se enfocan en la desnudez mostrada en sus selfies.

Mientras Emma Watson puede cruzar la linea segura de las “fotos provocativas” en el nombre de la estética y moda sin que se cuestione su “credencial de feminista”, o Lena Dunham puede jugar con la desnudez como un artefacto performático en sus rutinas de comedia y seguir siendo "una voz líder del movimiento feminista en nuestra generación", Amber Rose es dibujada como un ser incapaz y falto de inteligencia para utilizar su cuerpo como un vehículo que empuja la agenda política del feminismo.

El feminismo de Amber Rose es criticable e imperfecto, justo como todos nuestros feminismos y así debe ser. Hay por ejemplo, algunas críticas útiles provenientes de mujeres Negras con respecto a la utilización de la palabra Slut, señalando lo complejo que es para nosotras el poder abrazar esa palabra dada la imagen estereotípica de Jezebel

Profundizando, su libro How to Be a Bad Bitch del 2015 ofrece consejos terribles que bien pudieron haber sido arrancados de una sección de la revista Cosmopolitan, incluyendo “joyas” que normalizan la infidelidad masculina (“los hombres engañan, punto”), construcciones que refuerzan la condición binaria “virgen-puta” al explicar porque algunas mujeres no practican sexo oral, pseudo-positividades sobre “el porque es importante sonreír” o el porque es “importante tener un amigo gay” dada la "aparente veracidad" de los estereotipos asignados a la homofobia.

Las políticas de respetabilidad sexual que intentan dictaminar cuales son las expresiones legitimas  dentro del marco feminista son misóginas dado que buscan definir los bordes de la expresión política de la mujer basados en estructuras sociales estandarizadas de la “decencia”.

Refutar a una mujer que utiliza su sexualidad para alentar a otras mujeres a sentirse cómodas consigo mismas mediante el argumento de “Ponte mas ropa” es casi adolescente, y desemboca en una adultez resentida que gana recompensas por parte del patriarcado.

Sin profundizar de lleno en el contenido de sus políticas, las críticas sobre Amber Rose giran entorno a la idea de que la desnudez no empodera a nadie y que el “feminismo” real no se trata de sexo, fallando en los alcances colectivos de nuestra liberación y pareciendo mas un intento frustrado que favorece al patriarcado.

Amber Rose no te esta forzando a ver las fotos que publica en las redes sociales, ni esta obligando a las mujeres a quitarse la ropa como camino único a la liberación. Ella esta abriendo espacio para una conversación acerca del porque las mujeres deberían sentirse cómodas haciéndolo en caso de que esa fuese su elección.

Entonces, que es lo que realmente te molesta de ella?

Zoé Samudzi es una feminista queer Africana, escritora y estudiante de doctorado en la Universidad de California - San Francisco.

Playlist a 34 grados. by Sociedad Cimarrona

Parece que entró formalmente el verano en el territorio Lenape ocupado, donde como sujetos coloniales racializados y de clase trabajadora el enfrentar problemas de salud mental es prácticamente una condición adjunta a nuestro código postal. El sol abre posibilidades tangibles en los imaginarios del oprimido y se agradece.

El espacio público brinda muy pocas concesiones, motivo perfecto para seguir alimentando el complejo industrial de prisiones en la república de De Blasio. De vez en cuando ocupar los parques y sonar música fuerte nos recuerda que los actos celebratorios en algunos casos se convierten en transgresiones políticas.

A 34 grados centígrados se genera este playlist irrestricto a cualquier criterio de validación mas allá del goce y todas sus consecuencias. 

October London, Ronnie Flex, Taylar Eliza Beth.

Sudor sin disculpas.

October London.

October London.

 

 

Benjamin Booker / Witness by Sociedad Cimarrona

En la “libreta” del registro histórico de la apropiación cultural y la comodificación, el Punk figura como una de las experiencias mas notables. Las hegemonías culturales lo asocian de manera directa con espacios sociales de población blanca de clase trabajadora, pero solo hace falta escuchar a Chuck Berry o Death para desmontar esa construcción miope y redefinir su genealogía. 

Aquí nos resulta estéril definir lineas divisorias entre el soul y rock, rock y r&b, punk y rap. Hoy suena Benjamin Booker y lo que se escucha es atemporal, crítico y afirmativo.

Witness es un reflejo del momento histórico en nuestra condición de sujetos coloniales. Una invitación a dejar de ser solo testigos.

 

"...Do you need another reason to get up

See how fast they turn when you’re looking up

They say your dangerous

Cancerous

Not to trust

Now everybody that’s brown can get the fuck on the ground..."

Hood Profet / Justicia Poética by Sociedad Cimarrona

Mike O Davis, Hood Profet, rompe la estructura y hace justicia poética, Black & Brownness sin vacilaciones. 

Narrativa necesaria y urgente que deconstruye los imaginarios miopes plagados de anti-blackness en muchas premisas que circulan en comunidades chicanas de perfil culturalista, e igualmente trascendente y útil para abrir diálogos sobre la experiencia Negra en un contexto diaspórico, multidimensional, mucho mas allá de los limites trazados por los Estados Unidos como un epicentro subjetivo.

Spoken Word como producto de la epistemologia anti-colonial, con melanina, desde el cuerpo y re-dibujando el margen como un centro de otro poder.

Excelente!

Foto extraída de @Mike_ODavis

Foto extraída de @Mike_ODavis

Notes to self / Paris is Burning by Sociedad Cimarrona

Oscar (Lopez Rivera) Libre!, conquista política producto del esfuerzo de miles!, please don’t come with that 'Obama es bondadoso' bullshit.

White liberalism esta montado en un furor sediento por el impeachment que los ha hecho movilizarse (de sillón a la recámara y de la recámara al sillón) en los pasados 100 días mucho mas que en los últimos 20 años, canonizando en automático a Baby Bush, alabando el Jazz de Billy, añorando el swag de Barak. Todos con sangre en las manos. Todos. Sin excepción.

Escúchalos decir; “Conspiración sediciosa”, en voz alta, terminologías del poder 1.0, cátedras impartidas por los ideólogos del poder.

i woke up with a sore throat, de tanto aguantarme los gritos.

Brother Malcolm, Brother Malcolm.

Quise arrullarme y desconectar como un ejercicio político en que la salud mental es prioritaria, ver algo y ver nada, pero la curaduría de Netflix estoy seguro que la hace un equipo conformado por Jorge Ramos, Oprah, Eugenio Derbez, Vargas Llosa y Charles Barkley, única explicación razonable dado el contenido miserable en su plataforma.

We have normalized paying rent to offensive cultural offer. (off), turn it off.

Create our own, aunque sea viendo(nos) al espejo por horas. Have sex. Masturbate, anti colonial goodies, Fall asleep. 

Music on.

Then, Paris is Burning. Sesiones de empoderamiento.

Voguing is Black and Brown, fuck Madonna. We are alive.

and so on.

Canoa / Enunciados performativos by Sociedad Cimarrona

Canoa es el pasado como futuro distópico. La demonización del “comunismo" como una figura deleznable que comprometía la viabilidad moral y financiera tanto de la iglesia católica como de las dictaduras criollas. Violencias que aunque perpetuadas entre oprimidos no renuncian a su origen sistémico. El sur global semi-rural como escenario principal en las narrativas del empobrecimiento. 40 años después y al releer la historia nos damos cuenta que lo que en su momento fue definido como un acto “barbárico”, sería hoy naturalizado como un incidente casi benévolo en el marco de un presente secuestrado por una descomposición estructural que no es mas que un rasgo evidente de muerte social. 

Un proceso deshumanizador que avasalla y obliga a vivir al día, que empuja a comerse el mundo a contra reloj bajo cualquier medio necesario, en donde gritar "sobrevivo" es un enunciado performativo.

“..Im mentally sick, im money crazy…" Smoothe da Hustler

Playlist / 12 hours before (sun)day by Sociedad Cimarrona

El playlist de hoy refiere al afecto, a la musicalidad como forma discursiva y al discurso en si mismo como una experiencia musical. Overground, underground, otherground, all of those terms become irrevelant when the body of the oppressed expresses itself as a new form of empowerment. Don’t let colonial mimicry fool you, it’s the most politically engaged form of camouflage. 

12 hours before (sun)day.

Goce.

Mbande Sound by Sociedad Cimarrona

Mbande Sound nos abre una ventana a la diáspora Ecuato Guineana en Barcelona, desde adentro, reflejo directo de una experiencia históricamente invisibilizada que carga en su memoria marcas coloniales que no pueden pasar desapercibidas, plasmadas en la narrativa de este que es formalmente el primer proyecto solo de Marga Mbande , quien lleva varios años involucrada en la escena de R&B, Hip Hop y Soul con gran aceptación en España y muchos otros países. 

Jefa es el primer single y nos sirve para a través del baile y la música que sana,  hacer un ejercicio de interpelación al recuerdo de los sinvergüenzas misioneros Claretianos y a todos los saqueadores Catalanes quienes hicieron de Guinea su mina de oro hasta el hastío.

Así suena Marga Mbande